25 películas de 2015 que no viste…y deberías haber visto

Lorem ipsum by the way
Os presentamos las 25 grandes joyas desconocidas de 2015: ¿cuántas os faltan por ver?

Más allá de frustrantes aventuras nostálgico-galácticas, agónicos juegos de hambre y pretendidos roces con un erotismo de vergüenza ajena, la cartelera anual se compone también de un cine más exigente y singular, que se ajusta de hecho a sucesivas temporadas muy bien calculadas: la oleada de los Óscar, los sleepers veraniegos, el efecto-arrastre de los múltiples festivales españoles en otoño… Pero hay películas que, por diversas razones (poca publicidad, limitadísima distribución en salas, insuficiente eco de la crítica…), no logran introducirse siquiera en esa segunda categoría y parecen condenadas a una invisibilidad injustificada que, desde webs como Cinéfagos, estamos obligados a impedir recordando a nuestros lectores los méritos que atesoran y las razones que convierten a muchas de ellas en las mejores cintas del año. A continuación os presentamos las 25 grandes películas que han pasado más desapercibidas en 2015; quizá no pudimos (error nuestro) dedicarles críticas largas, probablemente no figuren en la mayoría de rankings del año, pero seguro que el tiempo las pondrá en su lugar de honor:

25) Papusza

Papusza_MC8

Un recorrido artístico y descriptivo a la vida de la poeta polaca, de etnia romaní, que ya logró dos de los premios principales en la Seminci de 2013 (Director y actor), y cuyo cuidadísimo aspecto formal en blanco y negro mereció elogios de toda la crítica. Esperemos que se edite pronto en algún formato.

24) Una chica vuelve a casa sola de noche

vampiro

¿Una película protagonizada por una vampiresa con hiyab, producida en Estados Unidos pero dirigida por una joven debutante iraní, y ambientada en una ciudad petrolífera al más puro estilo americano- “Gigante”? Sí, de acuerdo, el esteticismo obsesivo y los exhibicionistas movimientos de cámara están a punto de expulsar a uno de tan provocadora premisa, pero si se aguanta hasta el final y se disfruta con paciencia de sus hipnóticas imágenes en blanco y negro, la recompensa es algo muy romántico y, desde luego.. único. A la venta en DVD y disponible para alquiler en Filmin y Canal+.

23) Conducta

conducta2

22 años después de que la inolvidable Fresa y chocolate se quedara las puertas del Óscar y revolucionara la sociedad cubana con su hermoso alegato a favor de la aceptación oficial y humana la homosexualidad, otro filme ha logrado remover en los cubanos la conciencia del estado crítico de la nación y la importancia de la educación (de la que tanto presumiera el régimen en sus “años dorados”) como vehículo de transformación social. Ha sonado muy pedante, pero no se asusten: esta es una historia sencilla y emotiva, que narra con realismo y  sentimiento una bonita relación maestra-alumno en el marco de una Habana terriblemente empobrecida y decadente…

22) Un otoño sin Berlín

otoño

Irene Escolar da el do de pecho (recompensado probablemente con un próximo Goya a la actriz revelación) como la veinteañera que vuelve al hogar tras un tiempo trabajando en el extranjero (¿les suena?) en esta historia melancólica, de tonos apagados pero siempre accesiblemente emotivos, donde se cruzan niños con miedo a cambiar de colegio, jóvenes talentos de la escritura con miedo a salir de casa, padres con miedo a recordar, cerrar heridas y reconstituir relaciones… No tengan miedo a dejarse seducir por este notable debut que merecía mejor suerte comercial.

21) Convicto (Starred Up)

convicto

No será la única vez que lo encontremos en este ranking, porque Jack O´Connell está dando pruebas inapelables de su enorme potencial interpretativo,  aquí en la piel de un explosivo adolescente preso que se enfrentará a su padre en un férreo thriller carcelario en la mejor tradición del cine independiente británico.

20) A primera vista 

hoje eu quero voltar sozinho im6

Triunfó en la Bernilale de 2014  y ya es, gracias a Internet, todo un éxito del cine gay adolescente en la estela de hits pasados como Get Real o Beautiful Thing. Esta amable fábula estudiantil de auto-descubrimiento, superación de dificultades (en este caso, nada más y nada menos que la ceguera) y reivindicación de la libertad de amar frente a una sociedad aquejada de una ceguera peor que la ocular, no inventa nada nuevo, pero se gana nuestra simpatía y deja claro su necesario mensaje. Disponible en DVD.

19) La lección

the lesson

La desesperada situación económica de una familia endeudada obligará a la madre, profesora con una estricta conciencia moral, a tomar decisiones extremas en un plazo de tres días que se convierten en un durísimo tour de force narrativo, interpretativo y cinematográfico al más puro estilo dardenniano. Galardonada con el premio a la mejor ópera prima del Zinemaldi 2014, pocas veces hemos visto las consecuencias humanas y éticas de la crisis expuestas con tanta crudeza y riguroso naturalismo. Disponible en DVD.

18) 52 martes

52-martes

Cada martes durante 52 semanas, una joven de 16 años y su madre, en proceso para ser como realmente se ha sentido siempre, un hombre, se encuentran para comprenderse y apoyarse mutuamente en sus dos complicados trances: la construcción durante la adolescencia de la identidad sexual y los desafíos del cambio de sexo. Desde Australia llegaba, previo paso por numerosos festivales, esta sincera y estimulante crónica de un reencuentro. Disponible en plataformas VOD (Filmin) y Canal+.

17) Qué difícil es ser un Dios

Que_difil_ser_dios1

¿3 horas de barroca, sucia y claustrofóbica distopía neo-medieval? Primeros planos manchados por el barro, diálogos interminables e ininteligibles, alegoría de una Rusia atrasada… Aleksey German planteaba el gran reto cinéfilo del año y obligaba a posicionarse entre la admiración y el bostezo, aunque quizá debiera admitirse la convivencia de la maestría formal con el excesivo ensimismamiento críptico. Una obra, en cualquier caso, como ninguna otra.

16) Grandma

grandma

Lily Tomlin (Nashville) regresa por todo lo alto  (posible nominación al Oscar incluida), dando vida a una abuela lesbiana, mordaz  y desprejuiciada que ayudará a su nieta a reunir dinero suficiente para un aborto, y de paso, le enseñará algunas cosa sobre la vida, la responsabilidad y la libertad, a lo largo de una jornada trepidante de sucesivos encuentros con personajes del pasado de la primera (Sam Elliott incluido). El humor procaz y provocador del personaje de Tomlin sostiene una cinta pequeña, pero con vocación de crowdpleaser, que acredita de nuevo la tierna sensibilidad de Paul Weitz (Un niño grande).

15) Los exiliados románticos

los exiliados

Jonás Trueba prosigue la senda de cine pensado e interpretado entre amigos y sobre la marcha (como su anterior Los ilusos), esta vez en color y con la excusa de un viaje a Francia de tres amigos madrileños en busca de sendos amores fugaces, platónicos o de largo recorrido. Un ejercicio fresco y afrancesado (en el mejor sentido nouvelle vaguiano) de libertad creativa, que sorprendió en Málaga y no disfrutó después de la merecida repercusión crítico-comercial.

14) Villa Touma
Villa-ToumaLa vida de encierro y represión de tres hermanas cristianas de Ramala, pertenecientes a una aristocracia con nuevas reglas y progresiva huida al extranjero, se verá alterada por la llegada de una joven sobrina con nuevas inquietudes y una mentalidad diferente. Poderoso cine palestino (como ha subrayado su prometedora realizadora) que explora nuevos territorios narrativos, en torno a un enfermizo y herido universo femenino, sin dejar de abordar las cicatrices del conflicto bélico. Como si Bernarda Alba hubiera viajado a Cisjordania; seguro que Lorca la habría apreciado.

13) E Agora? Lembra-me

e-agora

Ya os hablamos de ella a su paso por el festival de cine gay de Bilbao, Zinegoak, pero ahora podemos albergar la esperanza de que, tras su limitado y demasiado rápido paso por algunas salas “selectas” (principalmente, la Cineteca de Matadero en Madrid), se edite o está disponible en alguna plataforma VOD, este conmovedor y originalísimo testimonio íntimo de la lucha contra la enfermedad y la imbatible apuesta por el amor del admirable realizador portugués Joaquim Pinto.

12) 71′ 

71

Tardó en llegar, pero finalmente lo hizo a principio de año. Tras dejarnos con la boca abierta en Berlín y destacar en la temporada de premios, el sólido debut cinematográfico de Yann Demange es una trepidante, casi irrespirable, survival movie nocturna de un soldado británico atrapado en los fuegos cruzados del Belfast de principio de los 70. Disponible en DVD, Blu-ray, plataformas VOD (Filmin) y Canal+.

11) Aguas tranquilas

still the water

Meses antes de repetir en cartelera con su mayor éxito comercial en España, el sleeper de fin de año Una pastelería en Tokio, Naomi Kawase estrenó este cálido y accesible repaso a algunas de las constantes de su filmografía (el vínculo con la naturaleza, el sentido de la vida y de la muerte, la espiritualidad escondida en lo cotidiano…), todo ello enmarcado en una bonita historia de amor adolescente. Imágenes tan hermosas y sensuales como las que acompañan estas líneas contribuyen al efecto relajante de lo más parecido a un masaje audiovisual que nos ha regalado el cine este año.

10) Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia

paloma

De acuerdo, los sketches ensimismados, grises y atonales, de un absurdo tragicómico, que componen las películas de Roy Andersson, no están hechos para cualquiera. Su última  (y aún más desafiante) aportación a la conocida como “trilogía de la vida” ganó el León de Oro y dispone de menos asideros cómicos o poéticos que la anterior Comedia de la vida. Pero les prometo que, si hacen el esfuerzo, entre los bostezos mal disimulados, las muecas de ligera indignación o desconcierto y las miradas al reloj, se sorprenderán de repente soltando una lágrima  por los alegres recuerdos de juventud bañados en chupitos, recubiertos de arena y lametazos de perro en una playa compartida con el gran amor de aquellos tiempos. También alucinarán con la posibilidad de que el séquito de un príncipe pase por delante del triste bar de la esquina o se estremecerán al pensar lo que significó para muchos el colonialismo. Ese es el estilo Roy Andersson: captar la vida de la forma más esquinada, formalmente retorcida/fascinante y quizá genuina que quepa imaginar.

9) The final girls (Las últimas supervivientes)

finalgirls

Desde Sitges llegaron los premios y vítores a este divertidísimo (y sorprendemente conmovedor) homenaje al slasher ochentero que ya ha sido estrenado oficialmente en España… en DVD y VOD (Atreseries). Impagables chistes metacinematográficos, una inteligente parodia de las dinámicas habituales del subgénero e incluso una deliciosa trama de amor materno-filial dotan al conjunto de un encanto irrepetible; solo faltan los sustos para que la propuesta fuera del todo coherente. El otro ejercicio de onanismo fanatcinéfilo del año, Turbo Kid, un Mad max teenager que lo que no tiene de original, lo tiene de ingeniosamente sangriento, llegará poco a poco a los cines de cada provincia con el SitgesTour de A Contracorriente. Preparen las palomitas, suscríbanse a la lista de los 80 de Spotify (liderada por “Bette Davies eyes”) y crucen la pantalla.

8) The diary of a teenage girl 

The Diary of a Teenage Girl_Still 3-0-2000-0-1125-cropY, de repente, el indie adolescente con sensibilidad heterodoxa y cierta voluntad provocadora dejó de estar moda. Pocos halagos se escucharon en el festival de Gijón y muy corta trayectoria en salas tuvo esta valiosísima contribución a una nueva mirada, desacomplejada y honesta, a la iniciación sexual femenina y a la reafirmación de una identidad individual  necesariamente independiente. Les recomiendo también, en clave ya totalmente cómica, la tronchante -pero muy real y atinada-  The to do list, aún inédita en España.

7) Los caballos de Dios

los-caballos-de-dios-3Tres años después de triunfar en la Seminci de Valladolid, y con la nueva película del director, Much loved,  recién estrenada en Francia (en su Marruecos natal ha sido prohibida por abordar el tema de la prostitución), llegaba por fin a nuestros cines esta aproximación desarmantemente humana, precisa y didáctica al germen del radicalismo islámico, aunque el filme prefiere huir de ambiciones omnicomprensivas para centrarse en los destinos personales de dos amigos marcados por la pobreza y la desesperanza. Meses más tarde, la trágica realidad se empeñaría en confirmar la vigencia de este desgarrador relato…

6) Lilting

lilting

La complicada relación entre la madre china de un joven fallecido en accidente y el que era novio de este último sirve al debutante Hong  Khau para trenzar un precioso relato (elegantemente fragmentado) que habla de la pérdida, la interculturalidad, el desarraigo, la aceptación de la homosexualidaa y el sentimiento de culpa. Ahí es nada para una ópera prima confeccionada con exquisito instinto visual, profunda emoción  e incluso puntual sentido del humor.

5) El cartero de las noches blancas

cartero¿Konchalovsky? ¿El de “Ojos negros? ¡No, su hermano! ¿El de “Tango y Cash”? Sí, pero volvió a Rusia, donde realizó en los 70 obras tan notables como La felicidad de Asia o Siberiada. Y precisamente en los paisajes remotos de Siberia, al lado del lago Kenozero, se desarrolla este relato costumbrista (premiado en Venecia) sobra la rutina de un cartero que adquiere, con la nitidez  y grandeza visual de un formato digital maravillosamente aprovechado por el director, la belleza y la fuerza evocadora del mejor cine de siempre, íntimamente…épico.

4)  Gett: El divorcio de Viviane Amsalem

gett

La batalla jurídica (ante un severo, despiadado e increíblemente rígido Tribunal Rabínico) de una mujer israelí que simplemente quiere lograr el divorcio tras años de separación de su marido, es el (enredadísimo) hilo narrativo de esta película que, en la mejor tradición del “cine teatral”, aborda con valentía y fuerza expresiva una situación casi inconcebible para nuestros cánones de país razonablemente laico y desarrollado, pero que delata el machismo, la intolerancia y la hipocresía de una sociedad lastrada, contaminada, aún por una religiosidad arcaica. El mayor mérito de los hermanos realizadores reside, con todo, en su capacidad para trascender el marco local y apelarnos a todos en su disección crítica de las pulsiones humanos más nobles y mezquinas; todas ellas, universales.

3) Corn Island

corn island

Un abuelo y su nieta siembran un campo de maíz en una de las pequeñas islas que se forman en primavera a lo largo del río Enguri (Georgia). De fondo, se oyen disparos de una guerra que parece lejana. En el interior de los protagonistas, de desencadenan procesos y emociones inesperadas: la pubertad, el descubrimiento de la sensualidad, el miedo, la soledad. El mundo que nos rodea y el que nosotros contenemos se funden mientras la naturaleza sigue su curso, grandiosa, implacable. Con unas pocas líneas de diálogo, apoyada en la fuerza de la imágenes y la reconocible autenticidad de los sentimientos, he aquí una demostración palpable de la verdadera esencia del cine; pura magia.

2) Heimat – La otra tierra

heimat

Poco después de que se editara en nuestro país la primera temporada de la célebre serie histórica alemana estrenada en los años 80 y 90,  llegaba a unas pocas salas (y de forma tristemente fugaz), la precuela rodada recientemente por el mismo director Edgar Reitz, una crónica familiar decimonónica de cuatro temibles horas que se transforman, gracias a su sabiduría narrativa, su acogedora ternura y su detallista, hipnótico, cuidado formal, en uno de esos trances gloriosos de los que uno no querría salir; folletín serio pero siempre risueño, importante pero nunca grandilocuente, largo pero en todo momento entretenido, Heimat es, con interludio incluido, una adorable regreso a los tiempos las grandes películas-río. A la venta en DVD el próximo 15 de eneros. 

1) Güeros

güeros

Gran revelación en la Berlinale de de 2014, triunfadora latinoamericana en el Zinemaldi del mismo año, esta carismática y divertidísima road-movie de dos hermanos que buscan a un famoso cantautor del pasado a lo largo y ancho de un México DF en deslumbrante ByN, lleno de personajes singulares, esquiroles de huelgas y jóvenes desorientados, nos devuelve la pasión por el cine hecho con amor y verdad (impresionante carta de presentación en el largo de Alonso Ruizpalacios) y nos implica en la búsqueda de las cosas que tienen tienen y dan sentido a todo esto. El resultado: la foto fija del preciso momento en que seríamos capaces de conquistar el mundo con una mirada y una ilusión.

Y no podemos despedirnos del año sin citar tres grandes películas a las que dedicamos críticas de cierta extensión pero que sin duda merecen más reconocimiento del que finalmente parecen haber disfrutado: Calabria, Les combattants y El país de las maravillas. Ojalá el 2016 nos traiga tantas joyas como este generoso año que acabamos de despedir.

Comentarios

comentarios

More from Álvaro G Illaramendi

[Festival de Berlín] Primer día: Hoteles, bandas y cintas de vídeo

Una estrecha avenida flanqueada por árboles mágicamente iluminados separa el Berlinale Palast,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *