American Horror Story: Cult S07E01 – Recap “Election Night”

Arranca la nueva temporada de una de las series de terror más irregulares de los últimos años, y procedemos a hacer un repaso, capítulo a capítulo de los hechos más destacados.

Llega septiembre. Y con el mejor mes del año (reconocedlo, echabais de menos el trabajo, la tensión, la rutina, el odio por estar vivos), vuelven las series. En esta honrosa casa abrimos un apartado aún más grande para la pequeña pantalla y empezaremos a componer recaps de una de las series que más juego dan del momento: American Horror Story. Pero antes de dar inicio al recap, no quiero irme sin mentar los tres motivos por los que un servidor ha elegido la creación de Ryan Murphy y Brad Falchuck para empezar este proyecto.

¿Los payasos están de moda?

En primer lugar, American Horror Story es una serie longeva que a pesar de haber sufrido sus baches (Circus, por Dios) y de haber perdido a su estrella principal —una resucitada Jessica Lange que lo dio absolutamente todo hasta el final— ha mantenido buenas audiencias y críticas que insisten en que nos encontramos ante un fenómeno televisivo diferente al resto. En segundo lugar, la larga lista de teorías que pululan por Internet crean la impresión de que quizá sea en esta séptima temporada donde veremos todas las tramas de la antología unirse bajo un mismo paradigma. Por último, quizá American Horror Story sea la serie que mejor le coge el pulso a la situación política estadounidense, y resultará muy interesante ver cómo la era Trump influencia en esta ficción tan disparatada en específico. Al menos, es algo que ya se nota desde el minuto uno del primer capítulo de esta American Horror Story: Cult.

Porque la nueva temporada abre con los dos lados de una misma historia, el ascenso al poder de Donald Trump. Sarah Paulson interpreta a los Estados Unidos histéricos y preocupados, los Estados Unidos llenos de fobias y nacidos en el mismo momento en el que el Malvado Naranja ganó las elecciones. Aunque quizá no nació en ese momento, sino tras el 11-S, del que Paulson también habla. Por otro lado, esperemos que a Evan Peters no le vuelvan a comer la tostada este año, como ya ocurrió en otras ocasiones, porque demuestra una vez más que es un actor capaz de lo humano, lo divino y lo diabólico, encarnando a esa parte del país que desea caer en brazos de la desesperación y el miedo. Más cercano al Joker de Jared Leto que a crear un personaje nuevo, Peters dedica su primer capítulo a atemorizar la ciudad mientras desarrolla un plan algo extraño —una estrategia clásica de la serie.

La situación política estadounidense se hace notar con mucha fuerza en esta nueva temporada

Añadidos interesantes de la serie: Billie Lourd, que interpreta a la hermana de Peters, domina el papel de psicópata a medio camino entre el miedo y el odio, caminando, más o menos, en la estela de la Chanel nº5 que ya interpretó en Scream Queens. Por otro lado, Allison Pill tiene escrito en la frente el tópico de lesbiana muerta desde el minuto uno —para desgracia de todos. Y sería una pena, porque es probablemente una de las mejores actrices de su generación —y de las que más desapercibidas pasan.

Esta temporada se titula Cult, y la razón todavía no está muy clara, pero podría poder llamarse, directamente, Fear. Y es que el miedo parece ser el motor principal de los protagonistas, y buena parrte de los monólogos de estos primeros 45 minutos tratan sobre el miedo, la desesperación, y en todas sus formas. El miedo a sufrir ataques, el miedo a los payasos, y uno muy particular, el miedo a los agujeros. La tripofobia que padece el personaje de Sarah Paulson no es sólo un miedo más que añadir a esa lista de paranoias que la dominan. También representa un miedo típicamente americano, a una existencia vacía, a lo que se esconde al fondo del abismo. A lo que devuelve la mirada. Tiene sentido, entonces, el uso y el abuso de las máscaras a lo largo de este primer capítulo. Y es que, quizá la neurosis del personaje de Paulson está completamente justificada, tal y como están las cosas en el país de las oportunidades.

Por otro lado, Evan peters es el abismo devolviendo la mirada. Hace unos años, poco antes de las elecciones que ganaría Trump, Jim Jefferies dijo en su especial “FreeDumb: “No os engañéis, me encanta Trump. Es súper divertido. Y una pequeña parte de mi, dice Que Diablos. Elijámosle.  Vamos a ir hasta el final con esto y ver que ocurre”. Evan Peters es la personificación de esta idea. Sentir miedo, provocar miedo y llegar hasta el final. O al menos eso parece. Por ahora.

Por supuesto, esta es tan sólo la primera impresión. Uno de los detalles característicos de esta serie es que comienza con una fuerza increíble para empochecer rápidamente. La gran mayoría de las veces es culpa de una trama excesiva, que acaba dispersando a todos sus protagonistas y se centra en personajes cuyos arcos apenas nos importan, o viajes temporales innecesarios. Veremos cómo se desarrolla la serie poco a poco en las próximas semanas. Por supuesto, os esperaremos aquí tras la emisión de cada episodio.

Comentarios

comentarios

More from Andrés R. Paredes

Sherlock (BBC), dos pasos adelante, tres hacia atrás

Sherlock lleva 7 años en nuestras vidas. Cuando comenzó en el 2010...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *