8.5

Logan, la importancia del superheroísmo

Tras dos spin-offs bastante problemáticos, Hugh Jackman se despide de su personaje con una película tan áspera y contundente como rebosante de una extraña lírica. Dirige, repitiendo tras Lobezno Inmortal, James Mangold.

6

Silencio, penitencia para todos los públicos

Tras dar muestra de su inabarcable vigor en El lobo de Wall Street, Martin Scorsese rueda uno de sus proyectos más personales. La novela de Shūsaku Endō le sirve, así, para realizar un examen de conciencia, mientras los espectadores tratan de discernir qué quiere contarles realmente… y por qué le preocupa tanto no lograr hacerse entender.

8

Rogue One, el despertar de la esperanza

Gareth Edwards toma el relevo de J.J. Abrams al frente de una historia que, aun con muchas más limitaciones que el anterior Episodio VII, consigue ampliar sus miras a lugares no demasiado desconocidos, pero sí más estimulantes.

El cáliz de Mike Newell: la madurez era esto

En noviembre de 2005 asistimos al estreno de la cuarta entrega de la saga. El resultado del cambio del mexicano Cuarón por el británico Newell se resentía frente a los indiscutibles logros de El prisionero de Azkaban, lo que no implicaba que careciera de interés o de, incluso, cierta excelencia.

6.6

Doctor Strange, es lo que hay

Benedict Cumberbatch encarna al Hechicero Supremo en este festín visual que ni empacha ni deja poso, pero sí consigue mantener el interés por una franquicia que ya conocemos demasiado como para querer que cambie… ¿no?

8.5

Elle, prisioneros del deseo

Para su nueva película, Paul Verhoeven recurre tanto a una incontestable Isabelle Huppert como a un guión sin mácula. Su firme y sano propósito: que nos sintamos más sucios que nunca.