El espejo de la fantasía épica

Tras los éxitos de El Señor de los Anillos y Harry Potter, la fantasía épica parecía destinada a mucha gloria. En cambio, con la llegada de El Cazador y La Reina del Hielo, constatamos la decadencia total de un género agotado.