Bad teacher, zafiedad aburrida

Cameron Díaz vuelve más mala que nunca para ofrecernos una comedia en la que lo único novedoso es su personaje, que a medida que transcurre la película va perdiendo interés.