Magic Mike, los pechos aceitosos que querían ser ‘indies’

El prolífico Steven Soderbergh vuelve a los cines españoles con una película de streapers protagonizada por Channing Tatum y Matthew McConaughey.

Que Soderbergh vuelve a las pantallas de nuestros cines es una noticia a la que quizá nos tiene demasiado acostumbrados el prolífico director estadounidense. Tras Contagio, una cinta de ciencia-ficción apocalíptica muy reivindicable, e Indomable, un thriller de acción protagonizado por la emergente Gina Carano, el director de Ocean’s Eleven vuelve a la carga con un drama de tintes cómicos que se escuda tras los pechos musculados y aceitosos de los protagonistas para así ocultar el obvio convencionalismo de su desarrollo. 

Magic Mike es la simpática historia de Adam (Alex Pettyfer), un joven de 19 años que vive en el sofá de su hermana tras malgastar una beca universitaria deportiva. Trabajando en la obra conocerá a Mike (Channing Tatum), un ambicioso treintañero que pasa los fines de semana bailando en un local de streapers en el que manda Dallas (Matthew McConaughey). El supuesto talento de Adam le valdrá para participar en los bailes del bar -es algo parecido a lo que ya vimos en El bar Coyote (David McNally, 2000)- y así ganar el dinero que nunca ha tenido mientras se divierte, sale de juerga, y conquista a las chicas que nunca antes había podido tirarse. Partiendo de este punto, sorprendente dado el grado de sosería de Adam, se crean dos tramas, ambas previsibles, que sin embargo comparten cierto punto de vista que funciona de cara al aspecto dramático del filme.

Estas dos líneas argumentales se subvierten la una a la otra y de esta manera Mike pasa a ser el protagonista. Por un lado interpretará el rol de hermano mayor de Adam mientras que por el otro tratará de llevar a cabo su negocio soñado, una empresa de muebles por encargo. Soderbergh vuelve aquí a retomar la temática del sueño americano que en tantas ocasiones hemos visto en su filmografía (El rey de la colina, Out of sight, la saga Ocean’s), sin embargo lo convierte en utopía poniendo de relieve la crisis económica actual de una forma que según la perspectiva puede catalogarse de diferentes maneras, una interesante mención o una referencia metida con calzador. Ateniéndose al personaje de Mike, cuyos sacrificios a lo largo de la película le colocan en una escala ulterior al mundo superficial y auto-destructivo que le rodea, puede decirse que la decepción en cuanto a sus pretensiones económicas supone un punto a favor de esa categoría dramática que sí termina funcionando en el guion de Reid Carolin (Earth made of glass).

Es en cambio la poca intensidad trágica, la preponderancia de los bailes jocosos o el folleteo lo que termina haciendo de Magic Mike una película mediocre, supeditada a un estilo cinematográfico más propio del público taquillero que del cine independiente norteamericano que en varias ocasiones ha liderado Steven Soderbergh. Tanto la estética amarillenta, casi áspera, como la crítica social del filme quedan finalmente ocultas tras el telón del escenario que dirige Dallas, lo que termina denotando ese defecto del director por conjugar estilo indie con demanda mainstream. Aunque no por ello dejará Magic Mike de ser menos atractiva o sexy, o que acaso olvidemos en lo buen secundario en el que se ha convertido Matthew McConaughey (yo le he visto muy bien en Mud o en The Paperboy, que hizo en el mismo año que ésta), o el loable esfuerzo que ha hecho Channing Tatum por destrozar la tarima en esta película (los planos largos confirman su talento con el ritmo y la música).

Funcionó en los cines estadounidenses, quizá lo haga en España, pero es una pena que la gente sólo vaya a recordar esos indecorosos pechos descubiertos y la rom-com paralela que no merecía mencionarse en esta reseña, quizá si acaso por el personaje de Brooke (Cody Horn), hermana de Adam, que supone el oasis personal de Mike y narrativo de Soderbergh para mostrar el itinerario correcto.

Comentarios

comentarios

More from Emilio Doménech

Patrick Wilson y Rose Byrne repetirán en ‘Insidious 2’

Después de haber cosechado $97 millones en la taquilla internacional con la...
Leer más

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *