[Oscar 2014] Mejor actor secundario, ¿tiene competencia Jared Leto?

El personaje de Rayon en 'Dallas Buyers CLub' ha robado demasiados corazones, pero Michael Fassbender o Barkhad Abdi esperan dar la sorpresa

Mejor actor secundario Oscar 2014

Entendido antaño como un premio inferior al de actor protagonista, el mejor actor de reparto es sin embargo uno de los premios habitualmente más disputados y difíciles de entregar, lo que ha hecho que adquiera con los años un gran prestigio. Artistas que en muchas ocasiones disponen de poco tiempo para interpretar a sus personajes y demostrar su valía, saborean la gloria al ser recompensados con este galardón, siendo nombrados los mejores entre una competencia mucho mayor que el actor principal. Este año, cinco finalistas y muchas dudas. Extraordinarios papeles y un único Oscar.
 

El favorito:
Jared Leto por Dallas Buyers Club

Jared Leto

Se dice, se rumorea, se comenta en Hollywood que ya hay ganador en la categoría. En las últimas semanas, Jared Leto encabeza las listas de favoritos para hacerse con la estatuilla al mejor actor de reparto, y en Cinéfagos creemos que es muy posible. Se ha llevado (de momento) el Globo de Oro, el SAG, el Critics’ Choice y el premio de las asociaciones de críticos de medio mundo interpretando a Rayon, un transexual con SIDA que decide convertirse en la mano derecha de Ron Woodroof (Matthew McConaughey) en Dallas Buyers Club. No es Leto un actor “normal”: dedicado en cuerpo y alma a la exitosa banda de rock que comparte con su hermano Shannon, 30 seconds to Mars, ha preferido siempre ejecutar personajes difíciles, conflictivos o con graves problemas psicológicos. Pocas excepciones hay en su filmografía. Sus interpretaciones, por lo general, han sido siempre alabadas por crítica y público. Ahora puede que tras varios años inmerso de lleno en la música, vuelva al cine por la puerta grande.
 

La alternativa:
Michael Fassbender por 12 años de esclavitud

12-years-a-slave-michael-fassbender

Es el actor más valorado del momento, el MVP del cine actual, algo que se ha ganado a pulso a lo largo de los últimos años. Steve McQueen vuelve a ofrecer otro gran papel a Fassbender tras contar con él en Shame (2011), y el actor de origen irlandés se transforma en un personaje que existió, un terrateniente negrero en los turbios años de la esclavitud en los Estados Unidos. El temible Edwin Epps ofrece la cara más violenta, temible y aterradora de Fassbender, a quien se ha criticado de exagerar su papel dada la dureza y realismo salvaje de su interpretación. Las quinielas pronostican para 12 años de esclavitud un futuro incierto en el reparto de premios, pero no se prevee que sea galardonada en esta categoría. No obstante, esta nueva candidatura al Oscar significa para el actor mantenerse en la cima un año más. Dicho esto, extraordinario papel. La cumbre queda cada vez más cerca.
 

La sorpresa:
Barkhad Abdi por Capitán Phillips

Barkhad Abdi

El actor de origen somalí es un inesperado debutante que ha hecho frente (y sombra) al mismísimo Tom Hanks en Capitán Phillips. Con su mirada despiadada, llena de osadía y carácter, Abdi encarna al pirata Muse en su gesta por tomar el control del carguero Maersk Alabama. Su interpretación, sumamente carismática y natural, le ha valido de momento el BAFTA con el que ha derrotado a todo un Michael Fassbender, además de ser nominado al Globo de Oro, al SAG y al Critics’ Choice. En apenas unos meses, pasó de conducir limusinas a ser nominado al Oscar. Cuentan los presentes una anécdota del primer día de rodaje con Barkhad Abdi: sin ensayo previo, se plantó en el set a las órdenes de Greengrass. El director empezó entonces a filmar una de las escenas más importantes de la película. Sin contacto previo entre ambos, Abdi salió a escena con Hanks, le miró a los ojos y con determinación  le dijo: “Yo soy el capitán ahora”.
 

Quizá, pero no:
Jonah Hill por El Lobo de Wall Street

Jonah Hill

Dejó atrás la dinámica constante de comedias gamberras que tanta fama (y mala reputación) le dieron, optando por demostrar su valía como intérprete y no le ha salido nada mal. Con 30 años recién cumplidos, Jonah Hill no para de trabajar. Está en racha: fue nominado al Oscar por Moneyball (2011), trabajó bajo el mando de Tarantino en Django: Desencadenado (2012) y ahora cosecha críticas excelentes como segundo de a bordo de Leonardo DiCaprio en El Lobo de Wall Street. Se ha ganado además cierta reputación en el gremio, dado que dicho papel tiene su intrahistoria: Hill presionó a través de su agente para formar parte de la película de Scorsese fuera como fuera, hasta el punto de firmar para hacerlo prácticamente gratis (para ser cine de primera). Era tal la devoción que Hill sentía por el director que no lo dudó ni un segundo. Es posible, quién sabe, que sorprenda a todos y se cobre la pieza el domingo… ¡Y vaya pieza!
 

El triple:
Bradley Cooper por La Gran Estafa Americana

Bradley Cooper

El popular actor de Filadelfia atraviesa un momento dulce y revalida nominación al Oscar, de la que disfrutó el año pasado por El lado bueno de las cosas. Visto así, no es de extrañar que decidiera filmar de nuevo con David O.Russel en su inmersión setentera como un policía con rulos, Richie DiMaso, en La gran estafa americana. Aun haciendo un digno papel, Cooper no emociona ni divierte tanto como un año atrás y de hecho muchos críticos se sorprendieron con una nominación que debería haber sido sin discusión para Daniel Brühl, quien borda a Niki Lauda en Rush (Ron Howard, 2013). En resumen, es imposible que Cooper gane, por muy bien que nos caiga a todos.

Comentarios

comentarios

More from Pablo Somavilla

[Las 9 nominadas] Gravity

Se presentó ante todos con Y tu mamá también (2001), con la que ya...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *