[Oscar 2014] Mejor director, érase un latino, un negro y un italoamericano

Alfonso Cuarón encabeza las quinielas con su 'Gravity', pero puede ser desbancado por el potente Steve McQueen (12 años de esclavitud)

US director Steve McQueen poses during t

Son varios los medios que se han preguntado: ¿quiénes son los jurados de los Óscar? ¿Qué criterios siguen para elegir lo que eligen? En DailyBeast entrevistaron a uno de los 6.024 jurados y, bueno, sus criterios son más que dudosos. Preguntado sobre a quién votará a mejor director, éste respondió lo siguiente: “Gravity. Cuando conocí a Alfonsó Cuarón estuvo tan cercano y simpático. Estuvo magnífico, dio mucho tiempo a todas las personas y estuvo muy auténtico. Me encanta ir a estos almuerzos porque puedo ir a sitios que no me puedo permitir, pero lo importante es hablar con ellos. Lo más importante es conocerlos y hablar con ellos, no la comida. Si ellos son desagradables, me afecta”. Así que ya sabéis. Si os nominan a los Óscar, ni un reproche y sed más majos que las pesetas. Sí, este jurado tiene razón. Cuarón es favorito. Pero no tanto por ser simpático como por su prodigio técnico en Gravity. No podemos confiarnos, sin embargo: tanto David O. Russell como Steve McQueen pueden sorprender. El primero porque American Hustle ha encantado y el segundo porque, bueno, es negro y a los jurados blancos de los Óscar les gusta a veces hacer de tolerantes (según un estudio del L.A. Times un 94% de los jurados son blancos caucásicos y un 77% hombres). Pero bueno, al lío.

Estos son los cinco nominados a la mejor dirección:

 

El favorito:
Alfonso Cuarón por Gravity

Gravity

Alfonso Cuarón se lo ha currado, y mucho. Y eso a la Academia le encanta. Sus planos-secuencia de 16 minutos, el prodigio técnico, visual y sonoro de Gravity encandila los ojos vidriosos del jurado. Pero es también favorita por la típica aritmética de los Óscar: Cuarón recibió el premio del gremio de directores de América, lo que lo posiciona como claro favorito no solo por su calidad ni su simpatía en las ruedas de prensa (sigh), sino por el aval de tal organización. Tiene además la ventaja de ser latino: si consigue el Óscar será el primer latino en recibir el galardón de mejor director. Cuarón, además, ganó el Globo de Oro a Mejor Director, y por Hijos de los Hombres sólo fue nominado en aspectos técnicos. Ya le toca el premio gordo de Los Ángeles.

 

La alternativa:
Steve Mcqueen por 12 años de esclavitud

US director Steve McQueen poses during t

La etiqueta “alternativa” le viene muy bien a McQueen. Alcanzó poco a poco la fama desde el mundo independiente y el videoarte, Con Hunger, su primera y visceral película, se mantuvo muy a gusto en los círculos indies, unos círculos que no dejó de abandonar con la impresionante Shame. Esta última, sin embargo, atrajo mucha más atención y lo puso en la avanzadilla del cine británico y mundial. 12 años de esclavitud era su sueño pendiente: una película sobre sus raíces, sobre la esclavitud. Esto gusta mucho a la Academia, a pesar de que esté compuesta casi al completo por hombres blancos. 12 años de esclavitud ha gustado mucho tanto a la crítica como a la academia, y puede dar la sorpresa de la noche. Sería el primer director negro en conseguir un Óscar a mejor director, y la ruptura de tal techo de cristal (ya se rompió el de las mujeres con la victoria de Kathryn Bigelow hace unos años) puede influir bastante.

 

La sorpresa:
David O. Russell por La gran estafa americana

461760275

Otro al que podría tocarle y dar la sorpresa. Russell ya ha sido nominado a mejor director en 2013 por El lado bueno de las cosas y en 2011 por El luchador. Junto con la nominación de La gran estafa americana son 3 las nominaciones seguidas sin ningún premio. Esto dice mucho de las posibilidades que tiene. Ya le toca, dirán los jurados. Además American Hustle ha gustado mucho, con su plano actoral lleno de las caras más conocidas y los actores más prometedores de Hollywood (Amy Adams, Christian Bale, Jennifer Lawrence, Bradley Cooper). Aunque en España no ha gustado mucho, La gran estafa americana ha recibido magníficas críticas. Rusell puede dar el campanazo.

 

Quizá, pero no:
Alexander Payne por Nebraska 

US-ENTERTAINMENT-PREMIERE-NEBRASKA

Y no porque Nebraska no lo merezca. Se trata de una de las mejores películas de Payne. Pero ocurre que Payne ya tiene dos Óscar. Ninguno es como mejor director, sino como guionista de Entre copas (2004) y Los descendientes (2011). Fue nominado a mejor director y mejor película por ésta última en 2012, y la Academia dudamos que vaya a ser tan bueno con Payne de nuevo. Ojo, pero quizá sea una sorpresa. El quizá es porque Nebraska es buena. De ahí que sea del gusto de la academia o que las aritméticas con las que trabaja el jurado (je) sean correctas hay un trecho.

 

El triple:
Martin Scorsese por El lobo de Wall Street

Director Martin Scorsese arrives at The Royal Premiere of his film Hugo at the Odeon Leicester Square cinema in London

Ojo que Scorsese se la puede sacar. Recientemente hasta el gran Paolo Sorrentino habló lindezas de su El lobo de Wall Street. Sería un triplazo porque Scorsese ya ganó con Infiltrados un Óscar a mejor director en 2007. Y por que ya son 4 veces que es nominado a mejor director: por Hugo en 2012, por la ya mencionada Infiltrados y por El aviador en 2005. Son ya 7 años desde su último Óscar, y podría dar la sorpresa. No se espera, pero los criterios del jurado son a veces un misterio. En 1990 una de sus mejores películas, Uno de los nuestros, se quedó sólo en nominada. Y sin embargo por Infiltrados, una gran película pero no del nivel de Goodfellas, obtuvo la estatuilla. Si mete el triple, nos alegraremos. Porque es nuestro querido Martin.

Comentarios

comentarios

More from Ricardo Dudda

Jon Favreau (Iron Man) dirigirá una adaptación de ‘El libro de la selva’

Jon Favreau, director de las dos primeras partes de la aclamada saga Iron...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *