Por qué ‘The Dark Knight Rises’ no es un cierre digno a la saga

Una defensa de por qué esta tercera entrega de Batman por parte de Nolan no cumple con su esperada función de "glorioso cierre" para las anteriores entregas.

AVISO: SPOILERS MUCHOS. TOA LA PELI, VAMOS.

Antes de decir nada, un par de aclaraciones. La primera de ellas es que este artículo no debería llamarse como se llama. Por una razón simple: más que entender que este cierre lo es para la trilogía, iniciada con Batman Begins en 2005, entiendo que esta última película es una secuela para la de 2008. Me resulta imposible no disociar esa especie de prólogo (glorioso, pero prólogo) que es la primera película, porque no considero que siquiera desee alcanzar la grandeza que las dos siguientes pretenden. Por su carácter introductorio queda en algo más pequeño, algo que sin duda presagia lo que está por venir, pero no lo explicita. Quizá “Por qué The Dark Knight Rises no es la continuación debida a la gran película que es The Dark Knigh” es un encabezamiento más certero, pero sin duda es menos atractivo, y a desde luego, mucho más feo.

La segunda, que pese a meterme en lo que me voy a meter, no soy ni de lejos un experto en la materia. Con esto quiero decir que la crítica cinematográfica que realizo la hago de la misma sencilla manera en que mis numerosos compañeros la hacen: con pasión, con constructivismo (los más), pero con el único punto a favor de haber visto demasiadas películas. La gran accesibilidad del séptimo arte al público, entendiendo a éste último como el receptor de un mensaje cifrado en lenguaje audiovisual que es con todas las de la ley equiparable al mensaje emitido por cualquier otra vía de expresión artística, conlleva el inconveniente de que proliferen, más aún en esta época que vivimos, hordas de injustamente llamados críticos que se alzan con el derecho a opinar cegados por los colores de un mercado que en realidad no les ha hecho entendidos, sino simplemente consumidores indignados (o no). Aunque esto creo que se va un poco de tema. A donde quiero llegar es que no pretendo deslumbrar a nadie con nada de lo que no se haya podido dar cuenta antes. Todo lo que voy a decir son obviedades que están al servicio no de un cliente ofendido, sino de un intento de racionalización de una crítica cuya mejor defensa está en afinar la puntería.

Dicho esto, voy al meollo. De primeras diré que The Dark Knight Rises ha sido una tremenda decepción. Y parafraseando a Boyero, solo te decepciona aquello que te había generado expectativas. Si bien podía estar seguro de que no iba a obtener la satisfacción que encontré en la predecesora, decir que sabía que no me encontraría con algo igual solo era una manera de ocultar las ganas que tenía de que así fuera. Pero por otro lado, me era imposible adivinar que la película pudiera llegar a aburrirme, enfadarme, e incluso la mayor abominación de todas, hacerme sentir indiferente. Allá va mi apología por tan tremendas palabras.

1.- Temática general.

Lo que antes conviene decir es lo más evidente. De vuelta a casa tras la proyección, mi hermano, el mejor crítico de mis críticas, ha comentado que dos películas hubiera sido lo ideal para contar todo lo que ésta tenía por contar. Centrándonos exclusivamente en los aspectos temáticos (y obviando las otras muchas faltas, además de las claras alusiones a recientes éxitos de taquilla como la última entrega de Harry Potter o de la saga Crepúsculo), es una observación indiscutible.

Se incluyen cuatro personajes nuevos en este film(e). Dos principales: Bane, del que tenemos que enterarnos de toda su vida para saber lo que le mueve a comportarse como lo hace; Catwoman/Selina Kyle, de la que tendríamos que habernos enterado de toda su vida para saber lo que le mueve a comportarse como lo hace. Y dos secundarios, que cobran relevancia conforme avanza el metraje: Miranda/Talia, que espera hasta los últimos minutos para contarnos la verdad sobre un personaje cuya profundización psicológica requeriría un trato tan especial como el de Batman; y Blake/Robin, que toda la peli camina sin pena ni gloria hasta ser encumbrado de nuevo en los minutos finales.

Tenemos entonces dos antagonistas omnipresentes en la historia del superhéroe, una tócame Roque también de constante aparición, y el compañero por excelencia del enmascarado. Todos concentrados en tres horas de metraje. Pero por si fuera poco, asistimos a dos episodios de enfrentamiento personal de Wayne (su recuperación de la segunda y su recuperación de Bane) y a la caída del imperio de la razón en una sociedad que se come a sí misma engañada por Bane. ¿Conclusión? El aburrimiento experimentado en la segunda mitad de la película lo achaco no a la lentitud, sino al exceso de información, que trae consigo una acumulación de acontecimientos sin solución de continuidad que por razones lógicas no dan cabida a la asimilación de datos. Algo parecido a lo que ocurría con la primera hora de Origen (Christopher Nolan, 2010).

Bane tiene una presencia acertada, si empezamos a mirar pesos en la balanza. Sale lo que tiene que salir (no se cuantificar eso, pero tiene el peso que le corresponde como villano principal). Su gran problema es que conocemos su historia a través de injertos a los que se les notan los remaches. Un poco a través de la fugaz conversación de la pelea (en un tono exageradamente épico), otro poco en la estancia de Bruce en la cárcel, y prácticamente todo en el giro final, el mayor y más resplandeciente calzador de todos. Como ya he dicho, Blake/Robin pasa desapercibido (aunque por ser un actor conocido, todos sepamos que le espera un destino especial). Son las mujeres las que se llevan la peor parte. Miranda/Talia es presentada con la siguiente enumeración de apariciones:

  1.  Quiere hablar con Wayne, pero no le dejan.
  2.  Puede hablar con Wayne, pero no lo hace.
  3. Se encuentra con Wayne por segunda vez, y se acuesta con él.

Parece faltar información. Relleno de cojín, sí, pero necesario para que el entramado se sostenga. Cuando se encuentran a la vuelta de Wayne a una Gotham asolada, el millonario ya trata de salvarla como si del amor de su vida se tratara. En un apunte que tengo que hacer, mencionaré que su muerte es la más nefanda que he visto desde la de Benicio del Toro en El Hombre Lobo (Joe Johnston, 2010). Y eso ya corre a cuenta de la actriz.

En cuanto a Catwoman, trato lo más posible de olvidarme de su historia en los comics, para intentar comprender el personaje creado por Nolan. Su amiga rubia sale, pero no hace nada. Su cleptomanía es tan pasajera como cualquier moda, y que esté enamorada de Bruce, lo intuimos cuando al final los vemos juntos. Bueno, ahí, y en un beso con un plano que les rodea, que me ha remitido de inmediato al dramatismo más irónico del beso de Brazil (Terry Gilliam, 1985). Y Bruce ¿qué hace, ante esta afluencia de amoríos? Pues cuando se le acaba con una, se van con otra tan ricamente. Y ya ha dejado de doler la muerte de su amada Rachel. En fin, Catwoman es solo una asustada ladrona que no hace más que huir hasta que toma su decisión final. ¿Dónde está el carácter antológico de esta femme fatale? Comparando, son más las escenas en las que huye, traiciona, duda y se humilla, que en las que queda encumbrada como merecería.

En lo que a Bruce respecta, la madurez alcanzada en El Caballero Oscuro desaparece casi completamente en esta. De repente es desmesuradamente sensible con el hecho de que Alfred le ocultara la carta de Rachel, casi como si el verdadero Bruce fuera ese millonario excéntrico del que todos hablan. Una rabia asesina inexplicable  le hace atacar a lo loco, y gritar, y olvidarse de luchar, en su primer enfrentamiento con Bane. Y cuando es encerrado en la prisión del desierto, se olvida de su perfecta síntesis alma – cuerpo, y se vuelve un crío tonto que cree que con solo entrenar conseguirá salir del pozo, y un médico que habla un idioma extraño hasta que se cansa y habla el nuestro, es el encargado de recordarle que no. Que el miedo es la clave. Como Batman no sabe de miedos…

 

2.- Estructura y estilo.

Ante tamaña marabunta de personajes y acontecimientos, Nolan parece no tener otra salida que la del montaje acelerado. Así que a la profusión de historias se le suma su encadenamiento en secuencias agotadoras. A través del montaje paralelo viajamos someramente por las historias de Selina, Bruce, Bane, Gordon, y sus respectivos acompañantes, sin detenernos mucho en ninguna, y debiendo suplir con lo que creemos saber de los personajes las faltas del guion.

La primera pelea con Bane y el encarcelamiento de Bruce son la transición entre la primera y la segunda parte de la película, creo que bien diferenciadas. Toda la primera hora y media es una introducción de caracteres (o un sacar brillo a los viejos). El gran problema de esta postura es que el caos se puede desencadenar (y se desencadena) muy rápido, si la cosa no se ata en corto. Es un espectáculo bastante lamentable ver escenas en las que parecen faltar imágenes, que dejan la acción entrecortada (pienso en alguna escapada de Selina, o en la primera vez que Miranda ve el reactor de fusión debajo del río) porque no se observa el movimiento completo. No es raccord, es simplemente falta de plano. Todo es rápido, entrecortado, a veces confuso, y si bien asistimos a grandes escenas (el asalto a la bolsa), parece que el resto sean interludios puramente funcionales.

Lo bueno de la segunda parte es que parece bajar el número de focos. Tenemos la ciudad por un lado, y la cárcel – pozo por otra. En la ciudad, la secuenciación de las acciones es en general más regular, adquiere un ritmo más igual en ese proceso de gestación de la lucha por parte de la policía. Pero aún nos encontramos con inexplicables interrupciones. Por ejemplo, el parón que supone, en medio de todo el hervidero de actividad posterior a la pelea central, ver al niño cantando, que no aporta nada, no está justificado, y no sienta precedente para realizar más momentos de su especie. En la cárcel, todo resulta demasiado irrisorio para considerar un orden: Ra’s al Ghul se aparece a Wayne, para desaparecer como desapareció Nosferatu bajo el sol. Un par de viejos presos, nuestro amigo políglota y el vigilante de Bruce, son el alma de la fiesta. Los intentos de escalar el pozo piden a gritos un hilo musical similar al de esas escenas en las que el héroe de cualquier película se entrena para superar obstáculos, o construye un arma poco a poco, o traza un plan con gags cómicos de por medio.

Tirando hacia el final, todo parece centrarse. Tiene su sentido. Aproximándose semejante giro de guion, resulta acertado relajar el estilo. Repito, entremedias encontramos grandes escenas. La batalla entre los baneitas y la policía, la reaparición de Batman, el asalto a los camiones blindados que pueden llevar la bomba… Quizá sea el pegamento lo que falla.

 

3.- Guión.

Recuerdo haber anotado mentalmente agujeros de guion, pero como en su momento se me olvidó apuntarlos en papel, se me han olvidado. Me centraré entonces en el final. De entre todas las cosas que han podido enfadarme de la película, la secuencia de acciones cercana a la explosión de la bomba ha sido la que más. Por su acumulación de tópicos. Por su giro sorpresa. Porque en un momento, la idea de Nolan, esa que a base de darnos leña nos ha hecho crearnos de su persona, se ha desmontado en un momento. Y enumero:

  1. Las casualidades se multiplican. Justo cuando Talia pulsa el botón, Gordon coloca el inhibidor en la bomba. Justo cuando Bane matará a Batman, Catwoman aparece y le dispara.
  2. Un giro sorpresa como el de que Miranda es Talia no es efectivo. Primero, porque todos imaginamos que siendo una actriz de la talla de Cotillard la que la interpreta, su personaje no puede pasar como si nada por la película. Segundo, porque es realmente innecesario. Si me dices que fue Bane el que escapó de la prisión, me resulta igual de válido, y es más, más lógico para con la trama. No hay nada anteriormente que pueda apuntar a que Miranda sea mala. Parece un capricho momentáneo de
    guionista, más que una necesidad de la historia.
  3.  La aparente muerte de Batman. Y todo lo que desencadena:
  •  Alfred llora desesperadamente, y cuando se encuentra a Wayne enfrente de él, parece la cosa más natural del mundo. Por otro lado, Wayne decide mostrarse a Alfred tal y como su criado lo había pensado. Que también, vaya historia más rebuscada: “Me voy de vacaciones a Florencia. Me siento todos los días en la misma terraza. Pido todos los días lo mismo. Y sueño con verte allí”. Da la impresión de que primero se pensó el momento final, y luego se introdujo la querencia de Alfred en una especie de recurso catafórico que satisface al espectador porque le hace pensar “eh, esto ya lo dijeron antes y yo me acuerdo de que lo dijeron”.
  • Blake revela su “identidad” como Robin. Lo entrecomillo porque tampoco es Robin, sino que el descubrimiento de la Batcueva da a entender que más bien será el próximo Batman. Pero su presentación como tal personaje es de lo más artificial: “Me gusta más tu nombre completo. Deberías presentarte con tu nombre completo”.
  •  De repente, Selina y Bruce están juntos. Digo de repente, porque como ya he dicho antes, jamás se deja ver un atisbo de relación. Huelga decir que el encanto de su relación está, en los comics, en la imposibilidad de que estén juntos. Pero como a Catwoman le han extirpado su lado más salvaje, que en apenas un par de momentos vemos manifestarse, al espectador que no conozca el personaje original no lo sentirá como tal.
  • Y a todo esto, ¿era necesario que Bruce siguiera vivo? Si no había piloto automático, ¿cómo saltó? Ah, lo arregló sin que lo supiéramos. Pillín. Por eso la broma constante del piloto automático. Para que el espectador, de nuevo, lo asocie y diga “eh, lo arreglado, y yo me he enterado de que lo ha arreglado”. Bueno, aceptamos pulpo como animal de compañía. Pero es que si muriera, también entenderíamos a Blake como su sucesor. No era necesario mostrárnoslo viviendo una vida normal. A no ser, claro, que se quiera complacer al espectador sensible. El espectador al que no le gustan los finales tristes. El espectador, en definitiva, que acude al cine a echar la tarde, a no pensar, y a entretenerse. Que no está mal, entiéndaseme. Pero no creo que esta sea la película para evadirse más ideal.

Y un par de apuntes más, que me vienen ahora a la cabeza. La escena del campo de fútbol, ¿es un capricho? En ningún momento, de todo ese proceso de colocación de bombas, de investigación policial, de lo que sea, se menciona un partido importante, un campo de fútbol, ni nada por el estilo. No sabemos que es Bane tiene pensado dar allí su discurso. No discuto el no saber lo que Bane irá a hacer, pero si saber qué sitios le interesan, qué objetivo le interesa. Y en medio de la explosión de la ciudad, ale, estamos en un campo que se hunde. De nuevo, aparición de nuestro amigo calzador.

Y otra cosa… ¿no se parecen demasiado el plan final del Joker (hundir los barcos, dejar el detonador de uno en el barco del otro y confiar en la maldad intrínseca del hombre) al plan de Bane (que los propios ciudadanos sean los que creen el caos)? Es solo un comentario.

 

4. Banda sonora (que merece un apartado especial).

No me gustaría cerrar estas palabras sin comentar la música. Hans Zimmer mola. Pero está dejando de molar, poco a poco. Ya no es que se repita a sí mismo entre película y película. Es que se repite a sí mismo entre pista de una banda sonora, y la pista siguiente de la misma banda sonora. En ocasiones, la música es tan atronadora que no puedes oír lo que dicen los personajes. En ocasiones, la música no encaja para nada con lo que sucede (Lucius Fox toqueteando un ordenador, y los tambores graves sonando a toa teta). Y en todo momento, la música es un ungüento amarillo que recoge y da apariencia de unión a todas las secuencias deslavazadas que comentábamos antes. Con mucha música, parece que todo tiene continuidad, cuando peca precisamente de falta de la misma.

Un ejemplo de la música como este ungüento maravilloso es la pelea final entre Bane y Batman. El sitio de Batman es la oscuridad. En las entregas anteriores se nos ha acostumbrado a verlo peleando a oscuras, moviéndose rápido en la tiniebla y golpeando certeramente. En esta pelea, no obstante, lo tenemos a plena luz del día y rodeado de gente. Eso por un lado. Por otro, tenemos las características físicas de ambos sujetos. Dos tíos enormes, uno lleno de músculo, el otro llevando un traje que, digan lo digan, salta a la vista que entorpece sus movimientos. ¿Conclusión? Esa pelea cuerpo a cuerpo resulta bastante seca, bastante insípida, y sobre todo bastante artificial (se huelen los movimientos por la lentitud de su coreografía). Pero aquí hace acto de presencia la música. Una orquesta que atrona desde el choque de ambos bandos, que cubre todo con su manto acaparador, y que por su épica, convierte casi cualquier escena en algo digno de ver. Solo hay que echar un vistazo al vídeo de Alan Rickman tirando una mesa a cámara lenta con la música de Origen, o al reciente “Garci vs. Nolan”, que pone esta misma banda sonora al tráiler del Sherlock del cineasta español. Al final, tanta gloria, tanto empuje a la imagen proporcionado por la inmisericorde música acaba saturando los oídos.

Se me ha escapado la broma fácil en diversas ocasiones. Pero no es la pretensión, la de hacer reír. Solo trato de argumentar una decepción de la manera más accesible que tengo: revisar y exponer sin más. Y repito de nuevo que no hay nada que cualquiera no pueda ver. Lejos de mi alcance queda una de esas críticas a lo Cahiers, que te dejan tumbao parar un rato. Quizá, por su sencillez, peca de inocente, pero siempre se ve mejor a través de un cristal limpio.

Comentarios

comentarios

Escrito por
More from Manuel

#OscarCinéfagos Pronósticos para la Mejor Banda Sonora

En esta edición de los Oscar se encuentran algunos de los mejores...
Leer más

25 comentarios

  • Vi lo mismo que tú con el montaje y con la muerte de Cotillard. Pero lo que más me ha disgustado ha sido el sabor de boca final. No por el desenlace, sino por la visión general. Uno no sabe qué pensar. Es un videoclip, una sucesión de flashes sin ese pegamento que comentas. Por eso aún soy incapaz de ponerle una nota en FilmAffinity. Me dije a mi mismo que debía pensar, pero no sé por donde empezar. Es todo demasiado confuso.

    El fallo de guión de El caballero oscuro que vi yo (qué empuja a Harvey Dent a actuar como un maníaco tan rápidamente. Como se corrompe su personalidad de esa forma), está multiplicado en la nueva película. A los personajes les falta un rol actancial, y eso es algo que nunca he sabido perdonar a las películas de superhéroes. Las motivaciones de cada personaje, y sobre todo del malo malísimo. Aquí lo que guía a los personajes se une con un pastiche resuelto rápidamente. Así, veo excesivo el metraje del pozo (aunque comprensible, ya que Nolan buscaba que no fuera todo tan fácil, que no quede tan heroico) en relación con la historia y pasado de personajes tan relevantes como los de Cotillard, Hathaway y Gordon Levitt. Al ser tan coral, le falta emoción.
    .
    Sin embargo, hay algo en esta saga que me impide criticarla tanto. Más bien porque no puedo hacer una crítica racional cuando le tengo tanto cariño. Y los detalles que comentas, es cierto, son imperdonables. Pero para disfrutar tuve que olvidarlos. Y puede que no me haya dolido tanto esta continuación porque El cabellero oscuro no me pareció una película de 10 en absoluto. La decepción ha sido menor.

      • Yo sí soy capaz de entenderlo. Yo también me aburrí con esta película. Pronto escribiré mi crítica en mi blog de cine “La filmoteca de Vinny”.

        Unas cuantas ideas mías que sigo teniendo sobre TDKR las vi reflejadas en tu texto. Enhorabuena por tu análisis.

  • me parece que tus criticas ven mas lo negativo que lo positivo y me parece que aunque es extensa y bien explicita es algo absurda tu critica…Nolan busca cosas diferentes el le dio una vision a este particular superheroe que nadie le avia dado…y de verdad que no te metas con una pelicula como “EL ORIGEN” que para mi es una de las mejores peliculas de la decada puedes aber visto muchas peliculas creeme yo igual pero siempre tengo en mente cuando voy a ver una secuela de ir con los datos claves en mi cabeza de la pelicula anterior solo los datos que me aran entender los a contesimientos de la siguiente pero tambien voy con la mentalidad de que es otra pelicula y a pesar de los mismos actores y el mismo patron el director tiene que buscar otro tipo de resultado y no repetidamente el de sus anteriores entregas no se si me entiendes?

    • El problema es que hay muchos que cuando sale una produccion asi, tan espectante, quieren dar la nota y buscarle los 5 pies al gato. Para mi no es un pleiculon, los he visto mejores. Pero si es la mejor reproduccion de batman llevada al cine. Ni me la esperaba mejor, ni peor, es simplemente Batman en su mejor version en la gran pantalla.

    • Precisamente “Origen”, a pesar de ser enrevesada también, me pareció mucho más entretenida, montada, rodada, y emocionante que este maldito final de Batman.

  • De verdad que esto que he leido es flipante, jajaja. Tu aparte de ir de entendido por hay escribiendo parrafadas, algunas sin sentido y diciendo a la vez que no eres critico que lo haces por que ves muchas peliculas, no van a hacer ni que te excuses de lo que dices ni que te aplaudan por lo que comentas.

    Solo te sere breve y directo, ya que no merece ni la pena ni perder el tiempo con gente asi que solo mira lo negativo de las cosas.

    Para tu informacion, ni te has enterado de la pelicula, ni de la trologia, y por supuesto por lo que dices, no tienes ni pajorera idea, ni habras leido un puñetero comic de Batman.

    Ahora te respondere a pocas cosas que he leido que has comentado, por que como te he dicho, no merece la pena perder mucho el tiempo con alguien tan obcecado con nolan y su trilogia.

    El piloto automatico lo ha arreglado wayne, si, al final de la peli lo dice, no sale de la nada.

    El final no quiere decir que el poli sea el futuro batman, Nolan, deja en el aire, para el que page por la franquicia, que tanto puede ser robin, como batman (cosa que le dice batman a gordon antes de pirarse con la bomba. “cualquiera puede ser batman”), como Azrael, personaje que mientras batman no esta en ghotam hace de justiciero y protector de ghotan. Hasta ahora nolan ha plasmado en mayor parte el comic de batman en la trologia, no podia ser diferente en esta tercera entrega. Por que hasta bane le parte la espalda a bruce.

    Y por supuesto, en los comics de batman, no muere ningun villano, por si no lo sabias. Quizas por eso veas que ni talia a muerto, por que yo no lo vi que muriera, ni bane mata a batman, ni talia mata a batman, y por su puesto… por eso bruce sale al final de la pelicula. Y si, sale con catwoman, por que poco antes le pide a batmana que abandone la ciudad y se vaya con ella. No creo que sea para que hechen un parchis en florencia.

    Hay muchas mas cosas que he leido que podria contestarte, pero creeme, cuando salen este tipo de personas en la red intentando ensuciar la produccion de alguien, haciendo criticas que algunas no tiene ni sentido…

    Por ultimo, solo decirte y repetirte, que Batman es salido de un comic, no le busques los 5 pies al gato con comentarios como….

    “Y un par de apuntes más, que me vienen ahora a la cabeza. La escena del
    campo de fútbol, ¿es un capricho? En ningún momento, de todo ese proceso
    de colocación de bombas, de investigación policial, de lo que sea, se
    menciona un partido importante, un campo de fútbol, ni nada por el
    estilo”

    Por favor, artista, es Ghotam, no Madrid ni New York. Estamos viendo una pelicula sacada de un comics, ¿que quieres? ver a Obama paseando por las calles de nueva york o a alguien con una camiseta “I love New York” para que te parezca mas creible lo que esta pasando en la peli?

    Desde luedo, los he visto frikis, pero tu te llevas la palma rey.

    La peli tiene sus fallos, como cualquier pelicula de ficcion: La perfeccion no existe y para los fans de Batman, lo buenos fans de Batman, lo que han leido comics y comics de este super heroe, te puedo asegura que estan mas que contentos con la trologia y la forma de interpretarlo segun Nolan. No vayas de listillo y la proxima vez informate mas de quien es batman y la ciudad gotica.

        • Lo ves? No hace falta que nos llevemos mal. Tú tienes tu opinión, yo la mía, y a mi me parece bien que te haya gustado, porque así hay alguien con quien discutir. No hay porque meterse con nadie porque trate de argumentar la posición contraria.

          • No me meto contigo hombre, si lo hiciera tendrias que hacer un tratamiento antidepresivo. jejeje. Es broma.
            Solo es que es muy facil argumentar algo sin tener conocimiento alguno de lo que se dice, y tu poco conocimiento he visto que tenias de Batman, independiente de que me gustase o no la peli, uno tiene que saber de lo que habla cuando lo hace.
            Y no, no hace falta que nos llevemos mal, de hecho yo no me llevo mal con nadie.,

            Salkudos!

          • Me he leído todos los comics de Batman habidos y por haber. De hecho, me he atrevido a hacer una categorización de los personajes porque conozco a los de los cómics. Y he seguido con atención especial la historia de Bane. Sé que no muere, y sé en lo que se convierte después. Lo que ocurre es que no considero que las historias de Nolan tengan que seguir el guion del cómic al pie de la letra. He analizado la historia de la película sin tenerlos en cuenta. Considerando esto esto (el que las historias son algo independientes con respecto a las originales), y que la tercera película es el final de su trilogía, creo que debería habernos dicho qué pasa con Bane. Con “su” Bane. Al menos, decirnos si escapa, si muere, o qué.

          • la peli dura lo maximo permitido, con eso ya deberias saber que es imposible explicarlo todo. Y como te he dicho anteriormente, ha plasmado en la gran pantalla parte de lo que pasa en los comics.
            Amigo mio, si te has leido los comics, todos, como dices, entonces hay criticas tuyas que no tienen sentido.
            Se te puede respetar tu opinon, como nó, pero lo que no entiendo es como puedes pedirle peras al olmo.

            Te repito una frase tuya:
            Y a todo esto, ¿era necesario que Bruce siguiera vivo? Si no había
            piloto automático, ¿cómo saltó? Ah, lo arregló sin que lo supiéramos.
            Pillín

            Ni has leido los comics, ni has visto bien el final de la peli o no lo has entendido. Batman no muere nunca, y lo del piloto automatico lo dice bien claro al final, que lo arreglo wayne, actualizo el software.

            Y otra:
            Blake revela su “identidad” como Robin. Lo entrecomillo porque tampoco
            es Robin, sino que el descubrimiento de la Batcueva da a entender que
            más bien será el próximo Batman. Pero su presentación como tal personaje
            es de lo más artificial: “Me gusta más tu nombre completo. Deberías
            presentarte con tu nombre completo”.

            Sigues sin entender el final. No es que Blake sea Robin, Nolan deja abierto la posibilidad de que alguien se quede con la franquicia y que blake pueda ser, o Robin, O batman (por que segun palanras de batman a gordon antes de llevarse la bomba “cualquiera uede ser batman) o el mismisimo Azrael, que por si no lo sabes, es el justiciero y protector de ghotan mientras batman no esta, y mas halla, termina medio peleando con batman cuando regresa a ghotan, por que no quiere dejar de ser azrael y se enfrentan.
            Aparte de que si nos vasamos en los comics, Blake, segun los comics, es solo un crio al que el joker le quita sus notas del colegio.

            Como esas dos unas pocas mas, que no voy a entrar en detalles para demostrarte que si has leido todos los comics, hay cosas que no tienen sentido.

            Y por ultimo, no estoy diciendo que halla sido un peliculon, ni que no tenga fallos la peli, pero lo que si digo y reafirmo es que de todas las peliculas de batman, hasta hoy, esta es la que mas contento a dejado a la gente y sobre todo a los fans de batman. Por que las dos ultimas… ensucio mucho a este superheroe.

            Mi valoracion es de un 8,5 sobre 10, y que la troligia para mi, segun nolan es de un 9,5 sobre 10, por que nada es perfecto.

    • “Para tu informacion, ni te has enterado de la pelicula, ni de la
      trologia, y por supuesto por lo que dices, no tienes ni pajorera idea,
      ni habras leido un puñetero comic de Batman”

      Falso. Sí se ha enterado de la trilogía. El problema es que, para él y para mí, el director no ha sabido narrar de forma emocionante la historia.

      “Hay muchas mas cosas que he leido que podria contestarte, pero creeme,
      cuando salen este tipo de personas en la red intentando ensuciar la
      produccion de alguien, haciendo criticas que algunas no tiene ni
      sentido… ”

      Manuel no escribió este texto para fastidiar al personal. Y créeme que, desde el punto de vista de un servidor que leyó “Batman: Año Uno”, “Las seis noches de La Bestia” – la inolvidable KGBestia -, “Rito de Transición”, “Crisis de identidad”, “La venganza de Bane” (o lo que es lo mismo, “La caída del murciélago”), y el Batman de Steve Englehart, y al que le falta por leer “La broma asesina”, “Tierra de nadie”, “El largo Halloween”, “Victoria oscura” y alguna obra más, estoy de acuerdo con él.

      Y no me gustó por cuestiones de libertades que Nolan y su equipo se tomó, como algunos de mis amigos se creen, sino porque lo contado en esta entrega lo está de forma excesivamente enrevesada, se dicen demasiadas cosas en demasiado poco tiempo y, personalmente, el ritmo sí es demasiado lento comparado con “Inception”. Además, sobra palabrería.

      ¡ATENCIÓN: SPOILER!

      Pero Catwoman sí mata a Bane de la forma más simple.

      ¡FIN DE SPOILER!

      De todas formas, enhorabuena a todos los fans de Batman que la disfrutaron, pero yo voy a seguir esperando.

      • Me refiero a seguir esperando a un final de otra saga de Batman más espectacular, mejor rodado, mejor narrado, y más digno que el mostrado en TDKR.

        Posdata: Yo no vi mal que, al ser una saga cerrada, los villanos pudieran morir, ni Bruce Wayne sobreviviera al final del film, ni que Catwoman se fuera con él. De hecho, yo me lo intuía…

  • Comparto y vi todo lo mismo que viste vos. El problema con esta peli es que además de fallar como adaptación, pisa las otras 2 pelis. No las cierra bien.
    Y encima, como peli sin contar que esta basada en un comic, es aburrida y no soporta el analisis. No tiene sentido. Y TDK impacto por su fluidez y originalidad, tanto para el fan de batman como para el casual.. y acá, en rises, creo que el publico casual que pueda tolerar y llegar lleno hasta el final de la peli la va a disfrutarla mas al fan que esperaba un cierre.
    Yo me fui con un sabor absolutamente amargo de la sala luego de terminar la función, te diria enojado, por que Begins y TDK considero que son 2 adaptaciones increibles de Batman para la gran pantalla, pero acá Nolan derrapo y aprovechando las riendas de su exito anterior, modifico lo que quiso.
    Repito, es su obra y es libre de cerrarla como quiera, pero si no pensas respetar las bases del personaje directamente no adaptes algo, crealo y listo. Como “creo” Inception.

    En fin, es increible como veo por la net que si no amas la peli te defenestran… y en cierto aspecto me da un poco de pena, por que no es tomar partido.. es disfrutar una peli, y yo rises no la disfrute… ni un poquito.
    Me quedare con Begins y TDK. Rises sera un what if, como hizo nolan! no? Su propio what if de si Batman colgara la capucha para irse de tragos a Europa 😉

  • Vi la película y me decepcionó completamente… la historia fue tan destruida como la del increíble hombre araña. Un bane vs Batman al final flojo con una muerte de bane como si se tratara de un villano simplón y nada más… más parecía la muerte de Mr. zaz no una muerte digma de bane dando pelea a Batman… NO TUVO NADA DE EPICO. Ni que mencionar el final, una tontería… hasta el final del hombre araña, vengadores… un final tan flojo como el de Furia de titanes…. EL origen de bane ni que decir, fue una historia tan floja y peor que el camino para construir al nuevo hombre araña… no basado en el cómic, si seriedad, sin suspenso, nada extraordinario. Las palabras de Alfred diciendo: criado en el infierno, no se relacionaron con el origen de Bane para nada. Soñaba con ver a Dos caras de sorpresa, a Crane con la máscara, el regreso de Ras Al Gul y el famoso villano sorpresa… esperaba a Dr. Strange detrás de todo esto; hasta entro los presos esperé a Mr. Zaz (al menos 5 seg). Escenas cortadas en la película que nos mostraban en los trailer. Me emocioné cuando ví ha Ras Al Gull en la prisión… dije ah esta es la sorpresa que bueno… pero tuvo que ser una gilipolles de alucinación.

    • Yo pensé dos opciones para el villano principal:

      1º.- Un Acertijo (Enigma), que fuese interpretado por Edward Norton.

      O 2º.- El Dr. Strange, siendo este último encarnado por Bryan Cranston.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *