Premonición, insustancial relato sobrenatural

3 años después de su estreno, esta película francesa llega a nuestros cines para confirmar lo que se sospechaba, una premisa y un reparto interesante a las órdenes de un director y un guion muy pobres.

Premonición (Et après, 2008) es una película realizada por el director francés Gilles Bourdos, siendo esta su segunda obra después de Inquiétudes. El director, junto con el guionista Michel Spinosa, ha adaptado la novela del mismo nombre del escritor francés Guillaume Musso. La película, que llega 3 años tarde a las carteleras españolas, parece destinada a pasar bastante desapercibida entre el público, que seguramente optará por el gato, los vampiros o el psicoanálisis.

La historia que Premonición nos explica sobre la muerte y el más allá la hemos visto muchas veces en pantalla, enfocada de maneras distintas, unas veces con más acierto que otras. En esta ocasión el protagonista es Nathan (Romain Duris), un abogado que vive en Nueva York y no pasa por un buen momento debido a su divorcio con Claire (Evangeline Lilly). Un día conocerá al doctor Kay (John Malkovich), un médico que dice ser un mensajero y tener unos misteriosos poderes que le permiten saber quién está a punto de morir. El protagonista, primero un tanto escéptico, empezará a plantearse su vida y su incierto destino cuando una serie de sucesos relacionados con la muerte empiezan a ocurrir a su alrededor. Al parecer, estos acontecimientos están estrechamente relacionados con un incidente que le ocurrió cuando tenía 8 años y le provocó una muerte clínica por unos instantes.

Aunque la premisa es bastante interesante y el principio promete, después la película falla en muchos aspectos y termina siendo un producto bastante insulso. El tráiler, muy americanizado, nos presenta un thriller sobrenatural, una imagen bastante diferente de lo que es en realidad: un drama romántico con toques sobrenaturales. A medida que vamos viéndolo, nos damos cuenta de que la película parece una mezcla poco conseguida de muchas otras anteriores. Uno de los ejemplos es Destino Final (James Wong, 2000), donde también encontramos la temática del más allá y la posibilidad de engañar a la muerte. Aquí también se abarca este tema pero con mucho menos acierto e interés. También encontramos detalles que nos recuerdan a El Sexto Sentido (M. Night Shyamalan, 1999) y sobre todo a Más allá de la vida (Clint Eastwood, 2010).

El principal fallo de Premonición es su ritmo, muy lento, que hace que parezca más larga de lo que en realidad es (no llega a las dos horas) y la convierte en una película bastante aburrida donde hasta cuando pasan cosas, da la impresión de que no ocurre nada. Los flashbacks y las escenas estilo lírico, lejos de trascender, refuerzan esa sensación de tedio y no consiguen aumentar el interés de la película, que se queda en un simple quiero y no puedo. De haber tenido un ritmo más rápido y no haberse extendido en escenas poco importantes para el desarrollo de la trama principal, se podría haber disfrutado mucho más.

Como principal aliciente tenemos a la pareja de actores protagonistas, Romain Duris y John Malkovich, que realizan un buen trabajo, bastante por encima de la calidad de la película. Aun así, sus interpretaciones no pasarán a la historia, quedando atrapadas en el conjunto de la película. Por otro lado está Evangeline Lilly, quien aparece poco pero cumple su parte como ex mujer del protagonista.

Como conclusión, podríamos decir que Premonición posee a priori una interesante historia, unos actores con talento y una buena factura técnica. El problema recae en cómo está abarcado el tema, cómo se comportan los personajes y cómo se desarrollan las escenas, dejándonos como resultado una película bastante insustancial que si bien no es una mala película, tampoco es buena en absoluto.

Comentarios

comentarios

Etiquetas del artículo
Escrito por
More from Ana Gracia

Ryan Reynolds no participará en el reboot de ‘Highlander’

El pasado 2011 Juan Carlos Fresnadillo (Intruders, 28 semanas después) fue contratado para...
Leer más

1 comentario

  • La premisa si es interesante pero… ¿Roman Duris? No parece tener más que cara de circunstancias todo el tiempo, apenas deja algún atisbo de saber de qué va la cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *