[Sitges 2011] Día 2, Intruders, Scabbard Samurai y The Divide

El segundo día de Sitges sigue trayendo buen cine. La nueva película de Fresnadillo, una original película de samuráis y uno de los mejores survivals que hemos visto en últimamente son las que comentamos.

Mi segundo día en el Festival de Sitges ha empezado mal. Llegar al pase de Lobos de Arga era mi objetivo, pero empezaba a las nueve y el autobús directo a Sitges no ha aparecido a las siete y media, como dicen los horarios, así que he tenido que esperar una hora a que viniera el siguiente.  Me he perdido esta película, aunque he podido echar unas fotos en la rueda de prensa al equipo. Para mañana, me abono al tren.

Pero no solo de lobos está compuesta la dieta del día, también hay intrusos, samuráis y algunos supervivientes. Para empezar, nada mejor que el estreno de Intruders, con Juan Carlos Fresnadillo y Nicolás Casariego, director y guionista de la película respectivamente, como invitados de lujo. Ya hemos comentado la película en esta web, así que no me extenderé mucho.

Intruders me ha parecido una película con un planteamiento y desarrollo muy originales, un trabajo muy personal de su director, que ha madurado su propuesta respecto a sus dos largos anteriores. Ya se ha atrevido a retratar una situación realista, cuando los hechos de sus dos anteriores películas se enmarcaban en la ciencia ficción. Sabe más a buen thriller que a película de terror al uso, y tiene un reparto magnífico, con una joven revelación, Carice Van Houten. Como punto flojo, la película se repite en su parte central demasiado, sobran minutos, pero el resultado final merece la pena. El cine español se abre paso a nivel internacional, podemos confiar en Fresnadillo para difundir la palabra.


Después de la proyección, los invitados subieron al escenario y tuvieron un coloquio muy gentil y amable con el público que quiso quedarse. A Fresnadillo se le ve un tipo humilde, habla de tú a tú con los que le preguntan, sin atisbo de desprecio en sus palabras, en su voz o en sus gestos. Hablaron del proceso de realización del film, del reparto, de los cuentos infantiles de los que esta película toma gran parte de su inspiración, y de alguna que otra duda argumental.

Después, una de esas sorpresas que te alegran el día. La película japonea Scabbard Samurai es, como dice uno de los personajes sobre su protagonista, excéntrica y patéticamente divertida. La película cuenta la historia de un samurai sin espada que vaga junto a su hija pequeña mientras es buscado por las autoridades y caza recompensas de lo más singulares. Cuando le detienen, le condenan a practicarse el Harakiri, pero tendrá la oportunidad de ser libre si consigue hacer sonreír a un joven príncipe deprimido por la muerte de su madre, y dispone de treinta días para conseguirlo.

Pero la película no se sostiene solamente por los innumerables gags divertidísimos, también es una película que toca muchos temas. El honor, la cobardía, la lealtad, las relaciones paternofiliales conflictivas, etc. La primera mitad es la más friki, sobre todo por unas primeras secuencias antológicas, con los mercenarios atacando al samurai de manera totalmente desternillante, igual que la reacción del atacado. El último tercio se torna totalmente dramático, con un giro final inesperadísimo, y una secuencia final que emocionará hasta al más insensible. Película a tener muy en cuenta que seguro no aparecerá en nuestras carteleras. Buscádla en la red, tenéis que verla.

Ya no habría más cine hasta las seis, con el pase de The Divide, el nuevo film de Xavier Gens y una de las películas más esperadas del día dada la reacción del público, que ocupó más de la mitad del Auditori – con capacidad para más de dos mil personas-. Esta película también me ha gustado bastante, culminando otro día de buen cine. Narra las vivencias de un grupo de personas que tienen que convivir en un refugio después de un bombardeo nuclear, sitiados por unos extraños soldados. La propuesta suena a poco original, pero la verdad es que no resulta así para nada.

La película recurre a los tópicos necesarios (seamos serios, ¿quien va a querer ver un peli donde la gente está encerrada en un bunker y nadie se vuelve malo?), el director construye muy bien la historia, contando además con un buen guion con alguna que otra frase antológica, y situaciones tensas y aterradoras que te ponen un nudo en la garganta y te asfixian con los protagonistas. Quizás sea el tratamiento de los personajes lo que resulte poco original, aunque algunos tienen cualidades nunca antes vistas en esta especie de género survival. Otra buena película que se ha llevado un gran aplauso por parte del público.

Y con esto acaba mi segundo día en Sitges. Mañana espero poder llegar por fin a una primera sesión, la de Mientras Duermes, la nueva película de Jaume Balageró. También tengo ticket para The Unjust, una de esas pelis surcoreanas que tanto gustan en Sitges. Por lo demás, no tengo ni idea. Nos leemos mañana.

Comentarios

comentarios

Etiquetas del artículo
More from Paco Silva Martínez

Ken Watanabe se incorpora a Godzilla y la película inicia su rodaje

Ken Watanabe, el actor japonés conocido por sus papeles en Origen y Cartas desde Iwo...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *