Tom Cruise, 10 motivos para amarle

Lanzamos el canto de amor definitivo a la estrella que ha marcado el cine de entretenimiento durante las últimas tres décadas

Nunca te fíes de alguien al que no le guste Tom Cruise. Si no le gusta Tom Cruise tampoco le gustarán las cosas realmente buenas de la vida: los hoteles de lujo, el aire acondicionado, los baños con bidet… Uno empieza odiando a Tom Cruise y termina por hacerse vegano, porque ambos dislates parten del mismo origen: la falta de gusto, de criterio y, sobre todo, de agradecimiento, al despreciar aquello que la naturaleza nos ha servido en bandeja.

Tom Cruise es ese insuperable hermano mayor que el cine nos ha ofrecido a todos los que hoy somos treintañeros: cuando éramos niños entraba en casa con esas chicas guapísimas de pelo cardado, cuando fuimos adolescentes se convirtió en nuestro modelo de héroe de acción, hemos saltado juntos en el sofá de Oprah, nos ha enseñado a perder cada vez que hemos optado a un premio y, juntos, hemos aprendido que no importa que tu mujer sea más alta que tú, siempre y cuando lleve falda larga y no se note que flexiona las rodillas para la foto.

En la semana en la que estrena la última entrega de la saga Misión Imposible, aquí os dejamos nuestra lista de 10 motivos para amar a Tom Cruise:

El culo de Tom Cruise es más expresivo que el rostro de muchos actores
El culo de Tom Cruise es más expresivo que el rostro de muchos actores

Tom Cruise es ese insuperable hermano mayor que el cine nos ha ofrecido a todos los que hoy somos treintañeros

 

1- LLEVA 32 AÑOS EN LA CUMBRE

¿Cuándo se convirtió Tom Cruise en una estrella? Tomad nota del año y la película: 1983, Risky Business. Para casi cualquier otro actor, el baile en calzoncillos y Ray-Ban hubiera supuesto el cénit de su carrera. Estoy seguro de que Tom (permitidme llamarle Tom, porque los tipos como yo le llamamos Tom, ÉL lo prefiere así) lo ve solo como una escena más, de que si se lo recuerdas ÉL hace como que se le ha olvidado y luego te mira, sonríe y hace un gesto como “bueno, ya sabes, ¡qué cosas tenía!”.

En 1983 se emitía el primer capítulo de El equipo A, se estrenaba El retorno del Jedi, España ganaba 12-1 a Malta, Eurythmics publicaba Sweet dreams y las chicas ya forraban sus carpetas con fotos de ese loco bajito.

32 años. Revisad Rebeldes, dad un repaso a sus compañeros de reparto, de generación, y luego pensad en la carrera de Tom. Si algún día os sentís desgraciados, imaginaos cómo deben de sentirse Ralph Macchio o Emilio Estévez.

Tom Cruise enseñando a Val Kilmer a jugar a Piedra, papel, tijera
Tom Cruise enseñando a Val Kilmer a jugar a Piedra, papel, tijera

Dad un repaso a sus compañeros de generación, y luego pensad en la carrera de Tom

2- HA TRABAJADO CON LOS MEJORES

Tom Cruise es el verdadero Special One. La nómina de directores que le han escogido para encabezar sus proyectos ha sido monumental, el verdadero quién es quién del Hollywood de las últimas décadas. Si encuentran un actor de su generación que haya trabajado con una nómina mejor de directores, feliciten a su agente.

Directores TOP: Francis Ford Coppola (Rebeldes), Ridley Scott (Legend), Martin Scorsese (El color del dinero), Oliver Stone (Nacido el cuatro de julio), Sydney Pollack (La tapadera), Brian De Palma (Mission: Imposible), Stanley Kubrick (Eyes wide shut), Paul Thomas Anderson (Magnolia), Steven Spielberg (Minority Report y La guerra de los mundos), Michael Mann (Collateral).

Directores clase alta: Harold Becker (Taps), Curtis Hanson (Ir a perderlo… y perderse), Tony Scott (Top Gun y Días de trueno), Ron Howard (Un horizonte muy lejano), Roger Donaldson (Cocktail), Barry Levinson (Rain man), Rob Reiner (Algunos hombres buenos), Neil Jordan (Entrevista con el vampiro), Cameron Crowe (Jerry Maguire y Vanilla Sky), Edward Zwick (El último samurai), J.J. Abrams (Mission: Imposible III), Robert Redford (Leones por corderos), Bryan Singer (Valkiria), James Mangold (Noche y día), Brad Bird (Misión imposible: Protocolo fantasma).

Pensad en directores realmente importantes en este tiempo. ¿Quién falta? No se me ocurren demasiados nombres: Tim Burton, Quentin Tarantino, Woody Allen, Terrence Malick, Christopher Nolan, David Fincher, los hermanos Coen o Pedro Almodóvar, que inexplicablemente prefirió a Toni Cantó para la escena cumbre de Todo sobre mi madre.

Solo hay algo mayor que el talento de Tom Cruise: la papada de George Lucas
Solo hay algo mayor que el talento de Tom Cruise: la papada de George Lucas

Si encuentran un actor de su generación que haya trabajado con una nómina mejor de directores, feliciten a su agente

 3- ES UNA ESTRELLA QUE DEJA BRILLAR A SUS COMPAÑEROS DE REPARTO

Si yo fuera tan poderoso como lo ha sido Tom Cruise en la industria del cine en las últimas décadas no hubiera permitido que ninguno de mis compañeros de reparto me hubiera hecho sombra. De hecho, probablemente habría dejado por escrito mi deseo de que cuando muriera sacrificaran a todos los stunts de mis películas para sepultarlos junto a mí en una pirámide que habría mandado construir en Sunset Boulevard. Pero Tom es de natural bondadoso y no puedo comparar mi calidad como persona, bastante cuestionable, con la suya. Tom Cruise es el Iniesta del cine, todos sabemos que es el mejor, pero prefiere trabajar para que los premios se los lleven sus compañeros. Si Tom Cruise disfrutara tomando helados baratos seguro que ofrecía Kalise para todos.

Todos sabemos que hay cuatro formas de estar presente en la ceremonia de los Oscars. La primera consiste en afearse para un papel engordando, dejando de ducharse y maquillándose para la ocasión. La segunda es interpretar a un discapacitado. La tercera es cayéndole en gracia a Harvey Weinstein. Y la cuarta es teniendo a Tom Cruise como compañero de reparto.

Tomen nota de los siguientes nombres, todos candidatos al Oscar por compartir plano con Tom Cruise: Paul Newman y Mary Elizabeth Mastrantonio en El color del dinero, Dustin Hoffman en Rain man, Jack Nicholson en Algunos hombres buenos, Holly Hunter en La tapadera, Cuba Gooding Jr. en Jerry Maguire, Ken Watanabe en El último samurái, Jamie Foxx en Collateral y Robert Downey Jr. en Tropic Thunder.

A veces a Tom Cruise se le olvida el guion, pero da igual porque tiene estilo hasta leyendo el teleprompter
A veces a Tom Cruise se le olvida el guion, pero da igual porque tiene mucho estilo leyendo el teleprompter

Si Tom Cruise disfrutara tomando helados baratos seguro que ofrecía Kalise para todos

4- NUNCA HA GANADO EL OSCAR PORQUE SABE QUE LO IMPORTANTE ES PARTICIPAR

Tres nominaciones al Oscar atesora Tom Cruise, y lo cierto es que hubiera podido ser un justo ganador en cualquiera de dichas ocasiones.

La primera ocasión fue en 1990, ceremonia en la que fue candidato al premio por su papel en Nacido el cuatro de julio, película en la que se afeaba y hacía de minusválido. Caballo ganador. Pero apareció Daniel Day-Lewis en Mi pie izquierdo: más afeado, mucho más minusválido y, además, utilizando el embrujo “acento británico” con el que sumas +2 en todas las tiradas de la carrera hacia los Oscar. Derrota esperada, justa y probablemente merecida, con un papel con el que podría haber ganado en casi cualquier otro año.

Segundo asalto: 1996. Jerry Maguire, nueva nominación a actor protagonista por sonreír, sufrir un poco, enseñar la pasta y, sobre todo, fingir que Renée Zellweger y el niño de Stuart Little le parecen adorables. Papel icónico, meritorio, la sublimación de su carrera. Nada que hacer, la categoría parecía el desfile inaugural de unas paralimpiadas: Geoffrey Rush gana el premio por el pianista loco de Shine, Ralph Fiennes hacía de quemado integral en El paciente inglés, Woody Harrelson de paralítico en El escándalo de Larry Flint y Billy Bob Thorton era un disminuido psíquico en El otro lado de la vida.

Tercer asalto: año 2000. Tom Cruise se lo pasa teta haciendo de predicador del ligoteo en Magnolia. Tras dominar la carrera hacia el Oscar, anulando al sensacional Haley Joel Osment de El sexto sentido y al descubrimiento, el nuevo chico para todo de Hollywood, Jude Law por El talento de Mr. Ripley, llegó a la ceremonia como favorito. Y finalmente ganó Michael Caine, por Las normas de la casa de la sidra, donde su acento es tan terrible que tuvieron que cambiar el origen de su personaje para que tuviera algún tipo de justificación; pero había que premiarle, era el hijo pródigo que volvía a Hollywood tras una década, la de los 90, en la que hacía de secundario malvado en pelis de tipos con coleta que pegaban patadas voladoras. Un dislate, era el peor candidato de una terna que completaba Michael Clarke Duncan por La milla verde.

Solo se me ocurre un actor más importante para los espectadores de mi generación sin un premio Oscar: se llama Harrison Ford, y yo no le daría el Oscar honorífico hasta que se quitara el pendiente de viejoven que se puso cuando empezó a salir con Calista Flockhart.

Tom Cruise te querrá igual, aunque no sepas separar la colada blanca de la de color
Tom Cruise te querrá igual, aunque no sepas separar la colada blanca de la de color

Tres nominaciones al Oscar atesora Tom Cruise, y lo cierto es que hubiera podido ser un justo ganador en cualquiera de dichas ocasiones

5- POR LA SAGA MISIÓN IMPOSIBLE

Cuando Tom Cruise quiso montar su propia franquicia de acción, llamó a Brian De Palma para que dirigiera la primera entrega. ¿Os llega?

Porque si este motivo no os llega, para la tercera llamó a J.J. Abrams para que debutara dirigiendo para la gran pantalla. Algo de ojo tuvo que tener, porque años más tarde, este caballero no solo fue responsable del renacimiento y apertura de la saga Star Trek, sino que también ha sido escogido para hacer lo mismo con Star Wars.

Y para la cuarta entrega, el escogido fue Brad Bird, en su debut en el cine de acción real. ¿Que quién es Brad Bird? Creador de Los Simpson, director de Los increíbles, Ratatouille y, sobre todo, El gigante de hierro, ahí es nada.

¿Qué? ¿Que para Misión Imposible 2 el escogido fue John Woo? Ahhh… los años 90: Nicolas Cage era un actor solvente, Christian Slater follaba y se colocaba todos los fines de semana, José Toledo presentaba Cartelera, el láser disc iba a cambiar la experiencia del cine en casa, los videoclubs abundaban y John Woo era la gran esperanza del cine de acción. ¿Qué pasa, que vosotros nunca os habéis arrepentido de haber seguido una moda?

Pero incluso de Misión Imposible 2 sacamos algo bueno. Entretuvimos a Dougray Scott con un papel de villano que le llevó a renunciar a los roles de Lobezno en X-Men y de Máximo Décimo Meridio en Gladiator. Hugh Jackman, Russell Crowe y cualquier aficionado al cine de este siglo tenemos un motivo más para estar en deuda con Tom Cruise.

Misión Imposible es una franquicia con un gran director por entrega, en la que cada película es distinta de la anterior. Una maravilla de acción y solo acción, sin coartadas, sin excusas. Un parque temático donde Tom se permite hacer sus cabriolas y locuras sin límites. Porque la fiesta es suya y él paga las copas, y siempre está frías, pero no aguadas, porque los hielos que ÉL usa nunca se derriten.

Cuántas noches locas habrán pasado Tom Cruise y Jeremy Renner, dos grandes amigos siempre dispuestos a echarse una mano
Cuántas noches locas habrán pasado Tom Cruise y Jeremy Renner, dos grandes amigos siempre dispuestos a echarse una mano

Misión Imposible es nn parque temático donde Tom se permite hacer sus cabriolas y locuras sin límites

6- PORQUE ES ALADINN

Creo que este es un argumento definitivo. Cuando desde la Disney empezaron a diseñar el personaje de Aladinn, querían basarse en Michael J. Fox, hasta que llegaron a la conclusión de que Tom Cruise molaba mucho más. Porque Tom mola mucho más.

Tom Cruise, cuando intentó adoptar un niño al estilo Angelina Jolie
Tom Cruise, cuando intentó adoptar un niño al estilo Angelina Jolie

Tom Cruise mola mucho más que Michael J. Fox

7- POR SU AMPLIA VARIEDAD DE REGISTROS

Cada vez que alguien me comenta que Tom Cruise es un actor limitado, pienso en que la persona que me lo dice lleva trabajando de lo mismo toda su vida, mientras que Tom ha hecho, literalmente, de todo en una pantalla de cine: acción, comedia romántica, thriller, cine adolescente, bélico, fantasía heroica, drama deportivo, melodrama familiar, cine de juicios, cine de autor, cine independiente, terror, biopic, musical o ciencia ficción.

Un actor con su físico privilegiado, que podría haberse quedado toda la vida en una zona de confort marcada por papeles de enanito atractivo, simpático y bonachón, ha hecho un esfuerzo encomiable por orientar su carrera más allá de lo que podría esperarse. Y ha triunfado. Nadie está más de 32 años en todo lo alto sin arriesgarse, que se lo digan al hijo del carpintero ese de Judea.

Tom Cruise siempre protege a los mendigos cuando Steven Spielberg quiere estrangularlos
Tom Cruise siempre protege a los mendigos cuando Steven Spielberg quiere estrangularlos

Tom ha hecho de todo en una pantalla de cine

8- PORQUE AÚN NO TIENE SUCESOR

Muchos lo han intentado, pero ninguno lo ha conseguido. Hubo momentos en que pareció quedar eclipsado por otros, pero dudo que en las últimas décadas Tom Cruise haya perdido muchos papeles que realmente le hubieran interesado. Desarrollaré tres ejemplos, aunque podría hablar de muchos más, como Shia LaBeouf o Nicolas Cage.

En los primeros 90 Chris O’Donnell era el Tom Cruise de Hacendado: Esencia de mujer, Los tres mosqueteros, Tomates verdes fritos… supongo que se convertiría en el mito erótico de las chicas menos espabiladas de la clase, las que preferían a Val Kilmer antes que a Brad Pitt. Pobrecillas, probablemente en estos momentos su vida sentimental se encuentre en el mismo lugar que la carrera de O’Donnell, en la televisión.

Cuando Keanu Reeves llegó a nuestras vidas creímos que tenía una mirada misteriosa, y luego nos dimos cuenta de que era simplemente un mal actor. Y a pesar de que Speed o Pactar con el diablo estaban muy bien, su problema principal fue que a partir de Matrix ya daba mucha pereza. Últimamente se dedica a hundir blockbusters y a dirigir películas de artes marciales.

Will Smith es el que ha estado más cerca de llegar a la altura de Cruise. Es un actor dotado para la comedia, la acción y el drama, que cuenta con el aura que envuelve a las estrellas y la familiaridad de cualquiera de nuestros vecinos. Su carrera iba viento en popa, era una de las estrellas del nuevo milenio, hasta que empezó a priorizar la carrera de sus hijos por encima de la suya propia. Error. Cada decisión se convirtió en una mala decisión, y cada paso al frente en un tropezón. Su futuro depende de que su delirante vida familiar no se interponga en su carrera profesional. Tom Cruise sabe mucho de eso.

Aunque la gente no lo crea, Tom Cruise es muy de comprar camisas en Lefties
Aunque la gente no lo crea, Tom Cruise es muy de comprar camisas en Lefties

Dudo que en las últimas décadas Tom Cruise haya perdido muchos papeles que realmente le hubieran interesado

9- PORQUE HACE BUENAS PELÍCULAS

Y sin esto, ninguno de los razonamientos anteriores valdría. Al final, si uno es una estrella taquillera durante más de tres décadas es porque el producto que ofrece a los espectadores año tras año es bueno, con los correspondientes altibajos, pero ofreciendo una media razonable.

Por cada El último samurái, Tom Cruise nos ha ofrecido un Magnolia o un Eyes wide shut. Por cada Katie Holmes, una Nicole Kidman. Por cada visita a El hormiguero, un capítulo inolvidable de South Park.

Esta es la única forma en la que Tom Cruise te puede poner los cuernos con otra
Esta es la única forma en la que Tom Cruise te puede poner los cuernos con otra

Si uno es una estrella taquillera durante más de tres décadas es porque el producto que ofrece a los espectadores año tras año es bueno

10- PORQUE ES LA ÚLTIMA ESTRELLA VIVA

Y sabe comportarse como tal. Ha sabido convertir su vida privada en un bunker, y ello ha disparado la rumorología. A Tom Cruise se le ha acusado de comerse la placenta de sus hijos, de ser homosexual, de organizar audiciones para encontrar novia, de ser estéril, de pertenecer a una secta, de ser bajito, de ser el único miembro de la comunidad de Hollywood que no se acostó con Penélope Cruz durante el primer lustro del milenio (incluso siendo su pareja oficial)… Majaderías.

Lo único cierto es que todos esos chismes han conseguido retrotraernos a la época dorada de Hollywood, cuándo nadie sabía nada de las estrellas más allá de lo que los estudios quisieran construir a su alrededor. Ello disparaba los chismorreos, y convertía su difusión en una cronoescalada hacia lo delirante. En la era de la información parecía imposible volver a lograr este fenómeno. Hasta que Tom Cruise lo logró. Y deberíamos estarle eternamente agradecidos por ello.

Tom Cruise y Robert Duvall forjaron su amistad espiando un patio de colegio y haciendo guiños a los nenes
Tom Cruise y Robert Duvall forjaron su amistad espiando un patio de colegio y haciendo guiños a los nenes

 Ha sabido convertir su vida privada en un bunker, y ello ha disparado la rumorología

¿Has llegado hasta aquí? Échanos un cable y colabora con un clic. ¡Gracias!

Comentarios

comentarios

Etiquetas del artículo
More from Daniel Lorenzo

Los actores de Star Wars (y III): El despertar de la fuerza

Terminamos el repaso a los actores del universo Star Wars (el resto...
Leer más

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *